Autor

Dra. Linda Erazo y
Dr. Sergio Guerrero​

Vacunación en el gato

La vacunación en los gatitos cachorros es una parte esencial del cuidado preventivo de la salud. Los gatitos nacen con protección inmunológica de sus madres debido a anticuerpos transferidos a través de la leche materna, pero esta inmunidad disminuye con el tiempo (al cabo de pocas semanas). Las vacunas estas diseñadas para estimular la producción de anticuerpos en el gatito, proporcionándoles protección a largo plazo contra enfermedades peligrosas y potencialmente mortales.

El esquema de vacunación típico para gatitos incluye varias vacunas clave:

  • 1. Vacuna triple felina. – también conocida como vacuna FVRCP, es una inmunización esencial para gatos que ayuda a proteger contra enfermedades felinas graves y contagiosas: el virus herpes felino (FHV-1), el calicivirus felino (FCV) y el virus de la panleucopenia felina (FPV):
    Virus del herpes felino (FHV-1): Este virus es responsables de los síntomas similares a un resfriado, como estornudos, fiebre y secreción ocular. Puede ser especialmente problemático en gatitos y en gatos con sistemas inmunológicos debilitados.
  • Calicivirus felino (FCV): El calicivirus provoca síntomas similares a los del resfriado y puede causar úlceras en la boca y otros problemas respiratorios. Los gatos infectados pueden mostrar dificultades para comer y beber.
  • Virus de la panleucopenia felina (FPV): También conocido como “parvovirus felino”, este virus provoca síntomas como vómitos, diarrea grave y deshidratación. Es altamente contagioso y puede ser fatal, especialmente en gatitos jóvenes.

El esquema de vacunación FVRCP generalmente comienza cuando los gatitos tienen 8 semanas de edad. Se administran regularmente tres dosis de refuerzo en intervalos de tres a cuatro semanas, seguidas de dosis de refuerzo anuales para mantener la inmunidad.

2. Vacuna leucemia felina (FeLV). – Es una inmunización diseñada para proteger a los gatos contra el virus de la leucemia felina, una enfermedad viral que puede tener consecuencias graves para la salud de los gatos y que puede ser potencialmente mortal. Este virus debilita el sistema inmunológico y puede llevar a una serie de problemas de salud, incluyendo infecciones crónicas, anemia, enfermedades del sistema linfático y cáncer.
Las dosis recomendadas para la vacuna de la leucemia felina pueden variar según la marca de la vacuna y las pautas específicas del veterinario. Por lo general, el esquema básico de vacunación consta de dos dosis iniciales administradas con tres a cuatro semanas de intervalo. Estas dosis iniciales ayudan a estimular la respuesta inmunológica del gato.
Luego de las dosis iniciales, es común administrar refuerzos anuales para mantener la inmunidad del gato a lo largo del tiempo. Sin embargo, en algunas situaciones, como en gatos con mayor riesgo de exposición al virus, tu veterinario podría recomendar un calendario de refuerzo más frecuente. Es altamente recomendado realizar una prueba para descartar la enfermedad antes de realizar la primera vacunación, especialmente en gatitos y madres que vengan de situaciones de calle.

3. Vacuna de la rabia. – Es una vacuna importante y obligatoria en la mayoría de los países para proteger a los gatos y otros animales, así como a los seres humanos, contra la rabia, una enfermedad viral mortal que afecta el sistema nervioso central. Esta enfermedad se propaga principalmente a través de la saliva de los animales infectados, y generalmente la inoculación se da por mordeduras y arañazos.
El esquema de vacunación contra la rabia en gatos suele comenzar cuando son jóvenes, generalmente alrededor de las 12 semanas de edad.
Luego, se administran dosis de refuerzo anuales dependiendo de la recomendación de tu veterinario y las regulaciones locales.

Todas estas vacunas deben colocarse a tu gatito en un tiempo y esquema específico para que se alcancen los niveles de inmunidad adecuados. A continuación, te indicamos el esquema:

Open chat
Hola 👋
Como podemos ayudarle?